Las mercancías en tránsito son aquellas que están en proceso de un vendedor a un comprador, pero no se mantienen físicamente en el inventario de ninguna de las partes.

Las mercancías en tránsito son aquellas que están en proceso de un vendedor a un comprador, pero no se mantienen físicamente en el inventario de ninguna de las partes. Algunas preocupaciones importantes de responsabilidad y contabilidad rodean el inventario de tránsito, como también se lo conoce. Los términos de la venta deben discutir estos temas para asegurarse de que los bienes estén adecuadamente protegidos y que todos los participantes en la transacción comprendan sus derechos y obligaciones. Si ocurre un problema como una demora, una pérdida o un robo mientras los productos están en marcha, ambas partes deben estar preparadas para abordarlo.

Desde un punto de vista contable, las mercancías en tránsito pueden crear un problema porque los detalles de su propiedad pueden ser confusos. A veces esto no es un problema; si las mercancías se envían el día 10 y llegan el día 15, cuando llegan, el comprador las registra como un activo en el inventario. Puede convertirse en un problema si los envíos se mueven durante un período de tiempo cuando se cierra un período contable. Clásicamente, se trata de productos que pueden estar en marcha entre el final de un año y el comienzo del siguiente.

Es posible que el vendedor no desee declarar bienes en tránsito como un activo porque será necesario pagar impuestos sobre ellos. Los compradores comparten este sentimiento, ya que no quieren decir que poseen productos que aún no han llegado y asumen la obligación tributaria . Dentro de la factura de venta, las partes deben discutir quién, a efectos fiscales, es el propietario de los productos para que puedan declararse correctamente en los estados contables. En estas declaraciones, el contador anota que son mercancías en tránsito por lo que se clasifican correctamente con otros bienes.

Liability can also be an issue. If something happens to the goods, the buyer may argue the seller is responsible, while the seller may counter that the buyer now owns the goods and is responsible for them. In the terms of sale, the parties can discuss when liability transitions. One may choose to retain goods in transit insurance to provide coverage for losses, ensuring that if the products are lost, damaged, or stolen, they can be replaced without creating a financial burden for the buyer or seller.

Terms of transactions can vary considerably. Some sellers may take full responsibility for products all the way to the buyer’s door. Others deliver to a freight depot, shipyard, or similar locale and expect the shipper to take responsibility for the goods in transit, or inform the buyer that any insurance or liability coverage should take effect at that point.