Bloqueadores alfa-beta: qué son, usos y desventajas

Anuncios

Los bloqueadores alfa-beta son medicamentos que contienen tanto un bloqueador alfa como un bloqueador beta, que combinan los efectos de los dos medicamentos. Pertenecen a una clase de medicamentos llamados "inhibidores adrenérgicos", que actúan sobre los transmisores nerviosos relacionados con ciertas hormonas esenciales para el cuerpo. Estas terapias combinadas se usan con mayor frecuencia para tratar la hipertensión, la afección más comúnmente conocida como presión arterial alta.

Bloqueadores alfa-beta.

El mecanismo de acción crítico de los bloqueadores alfa-beta radica en la combinación de dos clases distintas de fármacos. Los primeros, conocidos como bloqueadores alfa o antagonistas alfa-adrenérgicos, actúan relajando ciertos músculos vasculares y bloqueando la acción tensora de la hormona noradrenalina. Esto mantiene abiertas las paredes de las venas y las arterias pequeñas, lo que permite un mejor flujo sanguíneo. Cuando la sangre puede fluir libremente, se puede mantener una tasa más baja de presión arterial. La función relajante muscular de estos medicamentos también hace que los alfabloqueantes sean una buena opción de tratamiento para los hombres mayores con problemas de próstata porque ayudan a mejorar el flujo de orina.

Anuncios

La fatiga y las erupciones cutáneas son efectos secundarios de los bloqueadores alfa-beta.

La segunda clase, conocida como betabloqueantes o agentes bloqueadores beta-adrenérgicos, actúa bloqueando los efectos de la epinefrina, comúnmente conocida como adrenalina. Estos medicamentos ayudan a que el corazón lata más lentamente y con menos fuerza, lo que a su vez reduce la presión arterial. Los betabloqueantes también mejoran el flujo sanguíneo y se pueden usar para tratar el glaucoma y las migrañas.

Juntos, los bloqueadores alfa-beta actúan impidiendo que las células del músculo liso de los vasos sanguíneos, el corazón y el cerebro reciban catecolamina, una sustancia química que estrecha las arterias. Evitar que las catecolaminas lleguen a estos órganos relaja los vasos sanguíneos, lo que permite que la sangre fluya más fácilmente y reduce la presión arterial.

Los pacientes que toman bloqueadores alfa-beta deben tomar ciertas precauciones, ya que pueden producirse desmayos o mareos mientras toman los medicamentos. Estos efectos secundarios ocurren comúnmente durante un cambio repentino de posición, como levantarse después de estar acostado por un período de tiempo. En caso de efectos secundarios, los pacientes no deben dejar de tomar bloqueadores alfa-beta sin el consejo de un médico, ya que la interrupción abrupta puede causar dolor en el pecho o provocar un ataque cardíaco .

Anuncios

Otros posibles efectos secundarios de los bloqueadores alfa-beta incluyen depresión, diarrea, ritmo cardíaco lento e hinchazón de piernas y pies. También pueden ocurrir disfunción sexual, depresión, fatiga y erupciones cutáneas. Las personas que padecen asma pueden notar sibilancias o dificultad para respirar mientras toman bloqueadores alfa-beta. En algunos casos, el sistema eléctrico del corazón puede verse afectado, aunque el paciente no se dará cuenta, ya que tales efectos secundarios no causan síntomas notables.

Los bloqueadores alfa-beta pueden causar somnolencia y el alcohol puede aumentar este efecto secundario. Los pacientes no deben conducir ni manejar maquinaria pesada hasta que sepan cómo les afectan estos medicamentos. Los pacientes deben informar a sus médicos sobre cualquier otro medicamento, vitamina o suplemento de hierbas que estén usando antes de tomar bloqueadores alfa-beta, ya que algunos medicamentos pueden interferir con su eficacia o causar efectos secundarios graves.

 

Mira estos Artículos

Subir