Significado | Concepto | Definición:

Un calibre exterior es un dispositivo que se utiliza para medir el diámetro exterior de un objeto o para medir el grosor de un objeto. Estas herramientas pueden ser tremendamente útiles en una amplia gama de entornos, desde arqueología hasta zoología. Están disponibles en proveedores científicos , algunas ferreterías y otras tiendas y empresas que almacenan dispositivos que pueden usarse para tomar medidas. Algunos fabricantes pueden solicitar diseños especiales y diseños con sistemas de medición personalizados.

Una pinza exterior.

El diseño de las pinzas exteriores consta de un par de brazos o mordazas que se curvan hacia adentro. Las personas pueden extender los brazos y luego apretarlos alrededor del objeto que se mide. Los puntos de curvatura hacia adentro sujetan el objeto y se puede tomar una lectura de las pinzas una vez que esté claro que están en posición. Por el contrario, las pinzas interiores diseñadas para medir diámetros interiores tienen brazos curvados hacia fuera. Muchas unidades de medida diferentes están disponibles con este dispositivo de medición.

Una ventaja de utilizar un calibre para medir es que el dispositivo es extremadamente preciso. Los puntos de la pinza permiten al usuario ver con precisión cuando la pinza está en posición y eliminan la necesidad de mirar y adivinar, dos problemas comunes que surgen al medir objetos tridimensionales. Estos dispositivos tampoco son destructivos, lo que permite a las personas tomar medidas sin destruir o alterar el objeto que se está midiendo, lo que puede ser importante cuando se trabaja con objetos raros o valiosos. Los calibradores externos pueden medir cualquier cosa, desde un huevo delicado hasta una tubería utilizada en plomería.

El mecanismo utilizado para ajustar y controlar la pinza depende del diseño, con varias opciones disponibles. Los mecanismos de resorte y dial son dos variaciones comunes que generalmente están disponibles. También es posible encontrar dispositivos de bloqueo que se pueden usar para tomar y mantener una medición, lo que puede ser útil en varios entornos.

Al igual que otros dispositivos de medición, los calibradores externos funcionan mejor cuando se cuidan adecuadamente. Es importante asegurarse de que el dispositivo no esté doblado ni torcido, lo que puede desviar las medidas. También es importante mantener las pinzas exteriores limpias y bien engrasadas para que se muevan sin problemas y para evitar la transferencia de suciedad o impurezas entre los objetos que se miden. Las pinzas exteriores a veces pueden venir con una funda protectora diseñada para mantenerlas en buenas condiciones, y es una buena idea acostumbrarse a usar la funda cuando el dispositivo no está en uso.