A pathology consultant performs tests on urine and other body fluids.

Los consultores de patología son médicos de laboratorio clínico que se especializan en realizar pruebas de diagnóstico en muestras de sangre, líquido y tejido. Los consultores trabajan en laboratorios privados que generalmente no están afiliados a hospitales específicos. Más bien, es común que los consultores de patología ofrezcan servicios para varios hospitales, clínicas y médicos privados diferentes. Los profesionales se esfuerzan por identificar, interpretar y enviar los resultados de las pruebas lo más rápido posible para que los médicos puedan determinar las opciones de tratamiento adecuadas.

Pathology consultants utilize a variety of lab equipment, including microscopes.

Además de enviar muestras reales, los médicos suelen proporcionar a los consultores información sobre los síntomas de los pacientes y las solicitudes de que se realicen pruebas específicas. Los consultores de patología están muy bien informados sobre los diferentes tipos de enfermedades y son rigurosos en sus métodos experimentales para garantizar diagnósticos precisos. Una vez que se ha estudiado a fondo una muestra, un patólogo crea un informe personalizado para enviar al médico. Además, un consultor puede brindar su opinión profesional sobre medicamentos o tratamientos en función de los resultados clínicos.

Los consultores de patología y sus asistentes utilizan muchos tipos de equipos de laboratorio sofisticados, incluidos microscopios, contadores de células y tinción de tejidos. Trabajan con tejido biopsiado de piel y órganos, así como con muestras de sangre, orina, saliva y heces. Los patólogos de un laboratorio privado a menudo se especializan realizando ciertas pruebas o analizando tipos particulares de tejido. Es común que un laboratorio albergue a médicos con conocimientos expertos en enfermedades de la sangre, cáncer, afecciones cardíacas y pulmonares y trastornos gastrointestinales.

Dado que los consultores de patología operan sus propios laboratorios, son responsables de contratar y capacitar a los trabajadores, encontrar clientes y comprar equipos. Los consultores se aseguran de que sus instalaciones cumplan con los estándares de calidad y de que sus empleados estén al tanto de los últimos avances en tecnología y procedimientos de prueba para garantizar resultados precisos. Los consultores de patología generalmente cobran los pagos por los servicios directamente de los pacientes, en lugar de facturar a los médicos u hospitales. Los trabajadores administrativos se emplean en laboratorios privados para negociar las facturas con las compañías de seguros y establecer planes de pago para los pacientes.

Una persona que esté interesada en convertirse en consultor de patología primero debe completar la escuela de medicina y aproximadamente tres años de capacitación de residencia en un hospital. Un residente de patología tiene la oportunidad de adquirir experiencia práctica de laboratorio bajo la supervisión de patólogos establecidos. Muchos profesionales optan por obtener becas adicionales de dos años en áreas específicas de patología después de completar la capacitación de residencia para mejorar sus credenciales y habilidades. Después de completar una beca, un nuevo médico puede tomar un examen de licencia administrado por una junta nacional para convertirse oficialmente en patólogo.