Los plátanos pueden aparecer en los cupcakes de pastel de café.

La mayoría de las veces, el pastel de café se sirve por la mañana, como desayuno o con brunch. Por lo general, es bastante dulce, pero no siempre, y también puede tener frutas, canela u otros sabores, así como un glaseado dulce rociado por encima. Aunque un pastel de café generalmente está hecho para ser lo suficientemente grande como para que un pastel sirva de cuatro a seis personas, los cupcakes de pastel de café son una opción de porción individual.

Las magdalenas de pastel de café pueden ser una alternativa a la preparación de magdalenas para el desayuno . Pueden tener ingredientes muy similares en muchos casos, pero los cupcakes suelen ser un poco más dulces y tienen una textura más densa, similar a la de un pastel. Los cocineros que quieran agregar un poco de nutrición adicional pueden agregar granos integrales o fruta fresca a la receta del pastel de café. También se pueden preparar con ingredientes como yogur , pasas y arándanos para aumentar su valor nutricional.

Una ventaja de los cupcakes de pastel de café es que son fáciles de servir. En lugar de utilizar una sartén, cuchillo y platos para servir, estas golosinas ya vienen envueltos en papel de la magdalena envoltorios que simplemente necesitan ser recogida y comida. Los cupcakes de pastel de café se pueden servir junto con frutas u otros alimentos para el desayuno para crear una comida más completa.

Antes de un evento especial, los cupcakes de pastel de café se pueden preparar con anticipación y luego congelar, donde deben guardarse durante uno o dos meses con el empaque adecuado. Estas golosinas son populares para muchos eventos que se llevan a cabo en la mañana o temprano en la tarde, como despedidas de soltera u otras reuniones de adultos. Son especialmente populares cuando se calientan un poco en el microondas, lo que hace que sepan más como recién salidos del horno.

Algunos de los aditivos favoritos para los pasteles de café, además de la canela, son las manzanas, los plátanos, los arándanos y el limón. Otras opciones populares son la piña, el calabacín, la calabaza y la nuez moscada. Al hacer cupcakes de pastel de café, es posible hacer un lote en cada uno de varios sabores diferentes, eligiendo los que sean más atractivos según el evento y la temporada.

Los cupcakes de pastel de café se pueden servir solos o con una cobertura o glaseado. Cada cupcake individual puede tener una rodaja de fruta colocada encima, o un aderezo de canela desmenuzado, o decorarse de otra manera que transmita el sabor del cupcake y agregue un toque final. Una delgada línea de glaseado en zig-zag sobre la parte superior de la golosina ayuda a unirlo todo.