Los estándares de la industria alimentaria garantizan la seguridad de los alimentos preparados.

Los estándares de la industria alimentaria son reglas y regulaciones que todas las empresas involucradas en el servicio y manipulación de alimentos deben seguir, o de lo contrario corren el riesgo de ser multadas o cerradas. La salud pública es importante, por lo que se establecieron reglas para garantizar que las personas que consumen alimentos preparados no sean susceptibles a enfermedades e infecciones debido a una manipulación y preparación inadecuadas. Los estándares de la industria alimentaria varían de un área a otra, pero todos siguen la línea de maximizar la seguridad de todos los productos alimenticios que se consumen en todo el mundo.

La industria alimentaria tiene normas relativas a la preparación y cocción de la carne.

Todas las empresas que manipulan y preparan alimentos están obligadas por ley a seguir procedimientos de seguridad específicos y a llevar un registro de esos procedimientos. La seguridad de la salud pública depende en gran medida de cómo se manipulan y preparan los alimentos porque la demanda de alimentos preparados va en aumento. El mundo industrial exige que las personas estén en movimiento con más frecuencia, lo que significa que ya no tienen tiempo para preparar comidas caseras. Debido a esto, las personas dependen más de los alimentos que se les preparan, como en las tiendas de conveniencia y los restaurantes de comida rápida, por lo que los estándares de la industria alimentaria están establecidos para permitir la demanda de esta industria y maximizar la seguridad de los consumidores.

El sistema HACCP es un sistema de seguridad alimentaria que utilizan las empresas para cumplir con los estándares de la FDA.

La mayoría de las áreas tienen un departamento de vigilancia local que viaja para asegurarse de que todas las empresas de preparación de alimentos cumplan con el código y que sigan las pautas y precauciones de seguridad que se han documentado. Los estándares de la industria alimentaria requieren que las empresas que se analizan cumplan con el departamento, realicen los cambios que indique el inspector y que se ofrezcan todos los registros si es necesario. La importancia de estos encargados de hacer cumplir la ley es garantizar que la salud pública se mantenga como la prioridad número uno en cualquier tipo de establecimiento de preparación de alimentos. Si el negocio no pasa la inspección, tiene un corto período de tiempo para hacer modificaciones y ser inspeccionado nuevamente, de lo contrario se verá obligado a cerrar las puertas hasta que se cumplan las pautas.

La FDA establece estrictos protocolos de higiene y seguridad para las plantas de procesamiento y embotellado de lácteos.

Contrariamente a la creencia popular, los estándares de la industria alimentaria no solo se aplican a las empresas que preparan alimentos para el público. Los fabricantes de los artículos, las empresas de transporte y las empresas de almacenamiento deben cumplir con las mismas regulaciones. El punto de esto es que, aunque la preparación de los alimentos se puede hacer correctamente, si los alimentos se estropean durante el transporte o el almacenamiento, la salud del público seguirá estando en riesgo. Todas las empresas de la industria alimentaria deben seguir las reglas que se han establecido y mantener registros que prueben que las están cumpliendo.