Descubre los fundamentos de los estudios de conservación.

El uso de recursos de manera sostenible no solo es beneficioso para los humanos, sino que también ayuda a preservar la biodiversidad y proteger los recursos y la tierra para el futuro.

Los estudios de conservación abarcan una amplia gama de clases y oportunidades de aprendizaje, pero todo vuelve a la idea central detrás de la conservación, que es el uso sostenible de los recursos naturales. En teoría, el uso de los recursos de manera sostenible no solo es beneficioso para los humanos, sino que también ayuda a preservar la biodiversidad y proteger los recursos y la tierra para el futuro. El manejo de los recursos naturales es un aspecto común de los estudios de conservación; la ecología y la biología también son áreas importantes. La planificación del uso de la tierra y la gestión de los recursos públicos, como la gestión de parques protegidos y bosques estatales, también podrían ser parte de los programas de conservación.

La mayoría de los programas de estudios de conservación comienzan con una historia de los movimientos ambientales, sus figuras centrales y sus filosofías. Dependiendo del curso de estudio que se esté siguiendo, los cursos de derecho y política ambiental también son comunes. Estos suelen incluir información sobre derecho administrativo, como las leyes que protegen el agua y el aire a escala nacional o internacional, así como las políticas ambientales locales, como las decisiones sobre el uso de la tierra y la zonificación. Es bueno que cualquiera que trabaje en conservación tenga experiencia en estos temas, porque es probable que aparezcan una y otra vez.

Anuncios

El manejo de los recursos naturales es a menudo uno de los aspectos más importantes de los estudios de conservación. La silvicultura es uno de los ejemplos más comunes de gestión de recursos naturales, aunque existen otros. Esto a menudo va de la mano con estudios ecológicos y biológicos que determinan los componentes de los ecosistemas y cómo estos diversos componentes deben trabajar juntos. Por ejemplo, no es posible administrar un bosque para la biodiversidad si el forestal no comprende las complejas interacciones entre organismos, como la flora y la fauna que llaman hogar a la región, y el impacto que podrían tener ciertas acciones; todo está interconectado.

Los estudios de conservación también pueden centrarse en el uso de energía. Muchos reconocen la importancia de desarrollar soluciones pragmáticas para las energías renovables para frenar o revertir el cambio climático , por lo que muchos conservacionistas se centran en esto en su trabajo. Esto puede incluir trabajar para desarrollar nuevas ideas para la energía solar, eólica o hidroeléctrica, así como comprender cómo se puede utilizar la energía geotérmica y de biomasa.

Hay una serie de trayectorias profesionales diferentes para las personas interesadas en trabajar en la conservación. Las escuelas de todo el mundo ofrecen programas de estudios de conservación, muchos de ellos con pistas específicas que permiten a las personas comenzar a planificar sus carreras lo antes posible. Para aquellos que quieran proteger la tierra y el agua del planeta y ayudar a abordar el cambio climático, los estudios de conservación pueden ser un buen lugar para comenzar.

Anuncios