Guía de primeros auxilios para bebés: información y uso

Anuncios

Los primeros auxilios para bebés son la atención de emergencia que se brinda a personas menores de 12 meses en caso de que la atención médica regular no esté disponible. Los padres o los proveedores de cuidado infantil generalmente utilizan las instrucciones de primeros auxilios inmediatamente después de que el bebé ha desarrollado una enfermedad repentina o ha sufrido una lesión. Ejemplos de situaciones en las que se pueden necesitar primeros auxilios para bebés incluyen quemaduras, picaduras de insectos y asfixia.

Los guantes quirúrgicos deben incluirse en un botiquín de primeros auxilios.

Para quemaduras leves, por lo general se debe pasar agua tibia sobre el área afectada para limpiarla. Por lo general, se aplica una fina capa de vaselina en el área antes de cubrirla con un vendaje. Las ampollas, en caso de que aparezcan, por lo general no deben drenarse sino dejarse curar por sí solas.

Anuncios

Las pinzas se incluyen a menudo en los botiquines de primeros auxilios para bebés para quitar astillas y aguijones de insectos.

Los primeros auxilios para bebés para las picaduras de insectos generalmente consisten en colocar una compresa fría en el área y luego aplicar una pomada para aliviar la picazón. Las uñas deben mantenerse cortas para minimizar los rayones. En caso de picadura de abeja, el aguijón se puede quitar suavemente con unas pinzas esterilizadas. Si el bebé comienza a respirar con dificultad o si el área afectada se hincha repentinamente, generalmente se necesita atención médica.

Cuando los bebés comienzan a dominar el uso de sus brazos y comienzan a gatear, pueden entrar en contacto con cosas con las que se pueden ahogar fácilmente. Por ejemplo, los bebés pueden ahogarse con juguetes, su comida u otros objetos pequeños que estén a su alcance. Los cuidadores pueden minimizar los casos de asfixia asegurándose de que no haya objetos pequeños cerca de los bebés y de que la comida se haga puré o se corte en trozos muy pequeños para masticar fácilmente.

Una vez que los bebés usan los brazos y comienzan a gatear, la asfixia se convierte en un peligro grave.

Anuncios

En el caso de que un bebé comience a asfixiarse, los primeros auxilios para bebés estipulan que la situación debe evaluarse rápidamente. Si el bebé está tosiendo o con arcadas, se debe permitir que continúe haciéndolo, ya que eso indica que las vías respiratorias están solo parcialmente bloqueadas. Sin embargo, los primeros auxilios para bebés deben administrarse en el momento en que se compruebe que el bebé no puede toser ni llorar.

Un cuidador debe colocar al bebé en su regazo con el cuerpo del bebé hacia abajo. La cabeza debe colocarse más baja que el resto del cuerpo. Con la palma de la mano, el cuidador debe dar cinco golpes cortos entre los omóplatos del bebé para sacar el objeto.

Si esto no funciona, el siguiente paso en este proceso de primeros auxilios para bebés es girar suavemente al bebé a una posición mirando hacia arriba y sostener la parte posterior de su cabeza con una mano. Con la otra mano, tome tres dedos y colóquelos uno al lado del otro en una línea entre los pezones del bebé. El médico debe empujar suavemente alrededor de 1 pulgada (2,54 cm) hacia abajo sobre el pecho y luego dejar que el pecho se eleve de nuevo cinco veces. Por lo general, se deben repetir los golpes en la espalda y las compresiones en el pecho durante dos minutos. Después de ese tiempo, si el niño no ha soltado el objeto por sí solo o mediante las técnicas de primeros auxilios para bebés , por lo general se debe buscar ayuda médica de inmediato.

 

Mira estos Artículos

Subir