Significado | Concepto | Definición:

Los sitios de ofertas son sitios web que permiten a las personas realizar una subasta de sus productos. Tienen la ventaja de que reúnen a más compradores y más vendedores que una subasta del mundo real que se limita a personas en una ubicación específica. Sin embargo, hay algunas diferencias importantes que recordar sobre la forma en que funcionan estos sitios en comparación con las subastas tradicionales.

Hombre, tenencia, computadora

Muchas personas no comprenden u olvidan que los sitios de ofertas suelen funcionar mediante ofertas de proxy . Esto significa que un postor indicará una cantidad máxima que está dispuesto a pagar, pero el sitio inicialmente solo contará su oferta como por la cantidad más baja necesaria para convertirlo en el mejor postor. Si otra persona ofrece una cantidad mayor, la oferta de la persona original se incrementa automáticamente para superar esa cantidad, hasta el máximo establecido e incluido.

En teoría, esto significa que los compradores en los sitios de ofertas solo necesitan realizar una oferta, específicamente la cantidad más alta que están dispuestos a pagar. Según esta lógica, no debería haber necesidad de pujar de nuevo si el precio excede su máximo ya que, en este punto, el precio será demasiado alto para ellos. En realidad, la emoción humana a menudo se hace cargo y una ” guerra de ofertas ” puede hacer que algunas personas cambien de opinión y estén dispuestas a pagar más solo para “ganar” la subasta. Estas personas a menudo intentarán hacer una oferta en el último momento posible antes de que la subasta esté programada para finalizar, ya sea manualmente o mediante software automatizado.

Es importante recordar que existen dos contratos separados con los sitios de licitación. Una es entre el vendedor y el sitio en sí y se refiere a las tarifas que paga el vendedor, que generalmente consisten en una tarifa plana por la lista del artículo y luego un porcentaje del precio de venta final. Sin embargo, el contrato de venta de la mercancía existe entre el comprador y el vendedor.

Algunos sitios pueden tener políticas que significan que las personas que no pagan por los productos o que se los proporcionan al vendedor no pueden usar el sitio. Sin embargo, esto es independiente de la situación legal; esto significa que el ganador de una subasta está automáticamente en un contrato para intercambiar el precio de la oferta ganadora por el artículo listado. Si cualquiera de las partes no cumple con esto, la otra parte tiene derecho a emprender acciones legales para obligarla a hacerlo.

Algunos postores utilizan la técnica de ofrecer siempre un centavo por encima de un número redondo, por ejemplo, diez dólares y un centavo en lugar de simplemente diez dólares. Esto se debe a que la mayoría de la gente hace una oferta máxima de un número redondo. En este ejemplo, aunque ambos postores están efectivamente dispuestos a pagar la misma cantidad general, el que ofertó el centavo adicional obtendrá el artículo.

Un consejo útil al buscar gangas en sitios de ofertas es buscar términos mal escritos en los títulos. Debido a que estos elementos no aparecen en los resultados de búsqueda para el término correctamente escrito, generalmente tienen menos postores y es más probable que opten por precios más baratos. Hay algunos sitios web especializados que tomarán la frase elegida por el usuario y buscarán automáticamente en los principales sitios de ofertas una amplia variedad de posibles errores ortográficos.