Significado de Plasmocitos

Las células plasmáticas son células de agranulócitas derivadas de células B que han sufrido diferenciación tras respuestas inmunes realizadas por cualquier antígeno .

Cuando se analizan al microscopio óptico, presentan un aspecto ovoide con un núcleo esférico y desplazados del centro de la célula.

Debido a la gran cantidad de retículo endoplásmico rugoso , su citoplasma presenta basofilia.

Este tipo de células es responsable de la producción de anticuerpos que circulan en la sangre conocidos como anticuerpos humorales . Los anticuerpos producidos por las células plasmáticas están formados por un tipo específico de proteína llamada globulina.

Su síntesis ocurre en el retículo endoplásmico rugoso asociado a polirribosomas.

Después de la síntesis, estas proteínas pasan al complejo de Golgi donde sufren modificaciones postraduccionales que incluyen la adición de glicidos a la estructura de la proteína recién sintetizada.

Los anticuerpos (inmunoglobulinas) producidos se almacenan en vesículas y se secretan en la linfa, donde posteriormente migran a través del torrente sanguíneo hasta llegar a los tejidos conectivos .

En general, rara vez se encuentran en los tejidos conectivos normales, pero abundan en los órganos linfáticos, y en lugares donde la posibilidad de que entren cuerpos extraños al organismo es mayor, como en el tejido conectivo laxo de la lámina propia y submucosa del tracto gastrointestinal y el aparato reproductor femenino.

Además de la producción de inmunoglobulinas, los plasmocitos son responsables de la producción de citocinas , sustancia que activa los osteoclastos y da lugar a lesiones ubicadas en el hueso, cambios en la actividad y cantidad de plasmocitos pueden originar una enfermedad llamada mieloma múltiple, una enfermedad que puede dañar los huesos , el sistema inmunológico, los riñones y la cantidad de glóbulos rojos.