Significado de Progestágenos

Los progestágenos son un tipo de hormona esteroide. Las mujeres suelen producir las formas naturales de estas sustancias alrededor de los ciclos menstruales y las hormonas son particularmente importantes durante el embarazo.

Las versiones sintéticas conocidas como progestinas se pueden utilizar como fármacos para diversos fines, desde la regulación del sangrado hasta el control de la natalidad.

Los cambios de humor pueden ocurrir como resultado de niveles bajos de progesterona en mujeres.

Los ovarios producen principalmente progesterona , el progestágeno natural, en las mujeres. Esta sustancia pasa por varias conversiones para alcanzar su forma final, y las últimas etapas transforman la pregnenolona en P4.

La producción de progestágeno placentario también es común en muchas especies. Además, las glándulas suprarrenales y el tejido graso producen parte de la hormona.

Los niveles de la hormona progesterona natural son particularmente altos durante el embarazo. Contribuyen a la supervivencia del feto.

La hormona también es vital para inducir el embarazo, ya que ayuda al útero a prepararse para la implantación del óvulo. En mujeres no embarazadas, los niveles son más altos antes y después de la ovulación .

Las glándulas suprarrenales son un productor secundario de progestágenos.

Además de su papel en la fertilidad de las mujeres, la progesterona también sienta las bases para el desarrollo de otras hormonas esteroides. Existen cinco categorías principales de esteroides naturales: glucocorticoide, mineralocorticoide, andrógeno, estrógeno y progestágeno.

Los tejidos productores de esteroides utilizan progestágenos como base para los otros tipos de hormonas. Las células especializadas que se encuentran en partes específicas del cuerpo realizarán la conversión final en un tipo específico de hormona.

Los progestágenos pueden actuar como anticonceptivos femeninos.

Si bien las sustancias naturales pueden clasificarse como progestágenos, algunos profesionales hacen una distinción y solo llaman progestágenos o progestágenos a las sustancias producidas sintéticamente.

Los medicamentos progestágenos artificiales se fabrican en un laboratorio y pueden imitar los efectos de la progesterona. De hecho, pueden poseer las mismas propiedades químicas.

En otros casos, los medicamentos se unen a la progesterona natural e imitan sus efectos. Las sustancias con componentes progestágenos tienen muchos usos farmacéuticos.

Dado que el progestágeno puede afectar el ciclo menstrual, posiblemente pueda controlar el sangrado anormal. También puede funcionar como una sustancia anticonceptiva femenina porque simulará las condiciones del embarazo y, por lo tanto, dificultará la implantación de óvulos.

Las mujeres que experimentan la menopausia también pueden beneficiarse de la sustancia como un medio de terapia de reemplazo hormonal. Además, estas sustancias se pueden combinar con hormonas masculinas andrógenas para suprimir los espermatozoides y servir como anticoncepción para los hombres.

Las hormonas progestágeno incluso tienen propiedades que inducen el apetito, lo que puede ser útil para las personas que padecen afecciones que matan el apetito.

Las consecuencias negativas pueden acompañar al uso de progestágenos. La retención de líquidos y el aumento de peso son riesgos comunes, al igual que los problemas gastrointestinales como el estreñimiento y las náuseas.

Los efectos potenciales más preocupantes afectan los niveles de colesterol , lo que posteriormente conduce a hipertensión y otros problemas cardíacos. Las personas mayores presentan un mayor riesgo de complicaciones.

Los progestágenos que contienen productos farmacéuticos se pueden administrar al paciente de varias formas. Las tabletas ingeribles son quizás la forma más fácil y conveniente.

También se encuentran disponibles cremas y supositorios aplicados alrededor del área vaginal. En algunos casos, se puede implantar un dispositivo farmacéutico debajo de la piel.

Se pueden usar supositorios de progesterona para mantener un embarazo saludable.

Qué son Progestágenos