Usos y caracteristicas de la cirugía de bursitis: todo lo que necesitas saber

En áreas del cuerpo como las caderas, las rodillas y los codos, la fricción causada por los huesos y los músculos que se frotan entre sí puede provocar la irritación de un saco lleno de líquido llamado bursa . Por sí misma, la bolsa es realmente una ventaja, ya que evita que la fricción cause dolor cuando una persona se mueve. Sin embargo, demasiada fricción puede hacer que los músculos se froten e irriten la bolsa. Cuando esto sucede, causa dolor. Los médicos suelen realizar una cirugía como último recurso para el dolor crónico , pero si es necesaria la cirugía de bursitis , se corta el tendón o el músculo que cubre la bolsa y se extrae la bolsa del hueso que se encuentra debajo.

Un bisturí es un cuchillo pequeño y afilado que se usa en cirugías para hacer incisiones.

Existen tres tipos de bursitis. La bursitis crónica ocurre cuando un movimiento repetitivo a lo largo del tiempo hace que la bursa se acumule por fricción y se irrite. Un segundo tipo, conocido como bursitis traumática, ocurre a menudo en atletas u otras personas activas que ejercen mucha presión sobre sus cuerpos. Estos movimientos repetitivos pueden provocar la irritación que provoca la bursitis. La bursitis infectada, el tercer tipo y el más peligroso, ocurre cuando aparece una infección bacteriana en la bolsa y puede causar complicaciones peligrosas si la infección se propaga al torrente sanguíneo.

Anuncios

La bursitis puede afectar las articulaciones que se mueven repetidamente, como la rodilla.

Cualquiera de los tres tipos de bursitis puede requerir cirugía si el dolor no desaparece con el tratamiento. A menudo, la medicación y la reducción de la actividad pueden dar tiempo a que la bolsa se cure. Los chequeos regulares con el médico del paciente son necesarios para garantizar que la bolsa se cure correctamente y no se produzcan complicaciones. Si el dolor crónico continúa, el médico puede continuar con la cirugía.

El dolor y la hinchazón cerca de la articulación de la cadera pueden ser un signo de bursitis.

Anuncios

La cirugía de bursitis es un procedimiento menor que puede reducir o eliminar el dolor causado por los músculos tensos que frotan la bursa. Antes de que comience el proceso, el médico administra un analgésico para adormecer el cuerpo y puede administrar al paciente un anestésico para dormirlo durante la cirugía. La anestesia no es necesaria, ya que el agente anestésico evita que el paciente sienta algo, pero muchos pacientes encuentran aterradora la idea de la cirugía y prefieren estar dormidos durante el proceso.

Si la bursitis no responde a otros tratamientos, puede ser necesaria una cirugía.

Una vez que el paciente está adormecido y dormido, el médico limpia el área y hace una incisión sobre la bursa. Esto inicia la parte de extracción de la cirugía de bursitis. Después de mover los músculos para acceder a la bolsa que se encuentra debajo, el médico extrae la bolsa. El resto de la cirugía de bursitis se enfoca en alisar el hueso donde se unió la bolsa. La incisión se cierra con suturas y se espera que los músculos se curen sin ninguna ayuda externa.

Anuncios

Los efectos secundarios o las complicaciones de la cirugía generalmente son bajos. Incluyen riesgos generales asociados con cualquier cirugía, como una mala reacción a la anestesia o daño a los nervios en el área de la operación. Aunque los riesgos son poco frecuentes, sigue siendo importante que la paciente hable de cualquier inquietud con su médico. Los pacientes mayores, los pacientes con sobrepeso y aquellos que fuman deben discutir estos riesgos mayores con su médico antes de programar una cirugía.