Triamcinolona para el acné: efectividad y usos

La triamcinolona para el acné es eficaz para tratar casos graves de acné quístico al disminuir el proceso de inflamación y desinflar el nódulo que se forma más profundamente debajo de la piel. Este medicamento inyectado se conoce como corticosteroide intralesional, lo que significa que se administra una dosis de triamcinolona a cada lesión individual a la vez. Los dermatólogos generalmente recomiendan la triamcinolona para tratar el acné que no mejora notablemente con tratamientos como medicamentos orales o cremas tópicas. Estos profesionales de la salud de la piel a menudo informan que la seguridad de la triamcinolona depende de la concentración de la dosis porque las dosis más altas pueden tener efectos secundarios junto con la eficacia del medicamento.

Un primer plano del acné.

Una inyección de triamcinolona para el acné generalmente se realiza en el consultorio o la clínica de un dermatólogo en un período de tiempo relativamente corto por cita. El dermatólogo inserta la aguja del tamaño apropiado en un nódulo de acné inflamado hasta que la aguja encuentra resistencia del quiste subcutáneo . Estos tipos de quistes se forman cuando la infección bacteriana asociada activa las defensas naturales del sistema inmunológico del cuerpo. Si uno de estos quistes se rompe repentinamente, las células de la piel circundantes a menudo pueden dañarse y resultar en una cicatriz de acné visible. Una dosis controlada de triamcinolona inyectada hace que el quiste se desinfle lentamente durante aproximadamente tres a cinco días con un menor riesgo de cicatrices.

Anuncios

Las interacciones farmacológicas negativas con ciertos otros medicamentos pueden limitar el uso de triamcinolona.

La dosis promedio de triamcinolona para el acné es de aproximadamente 2.5 mg (equivalente a 2500 mcg), y la mayoría de los dermatólogos solo administran una dosis más alta para los casos más graves de acné quístico. Antes de recibir este tipo de tratamiento para el acné, los pacientes generalmente deben proporcionar cierta información sobre sus antecedentes médicos para evitar el riesgo de interacciones medicamentosas con triamcinolona. Las personas con acné que toman medicamentos para afecciones como presión arterial alta, diabetes , trastornos de la tiroides o función hepática reducida generalmente no son candidatos viables para las inyecciones de triamcinolona para el acné. Este medicamento tampoco se considera seguro para las mujeres que puedan quedar embarazadas en un futuro próximo.

Los dolores de cabeza son un posible efecto secundario de la triamcinolona.

Anuncios

Algunos de los efectos secundarios más comunes de la triamcinolona incluyen un sistema inmunológico temporalmente debilitado y dolores de cabeza o irritaciones de garganta a corto plazo. Los dermatólogos que realizan este tratamiento suelen aconsejar a sus pacientes que eviten la exposición a infecciones siempre que sea posible. Estas medidas preventivas generalmente implican lavarse las manos con regularidad y mantener distancia de otras personas que puedan tener resfriados o virus de la gripe . Las personas que reciben inyecciones de triamcinolona tampoco se consideran candidatas para la vacunación contra la influenza hasta que hayan interrumpido el tratamiento durante al menos algunas semanas. Este tipo de inmunización a veces puede empeorar notablemente los efectos secundarios de la triamcinolona.

Un dermatólogo debe realizar un tratamiento con triamcinolona.

 

Anuncios

Mira estos Artículos

Subir