Lúpulos, que se utilizan para hacer cerveza.

Para el aficionado al hágalo usted mismo, no hay mayor sentimiento que terminar un proyecto sabiendo que el resultado final vino de sus manos. Hacer cerveza casera no es una excepción, pero los cerveceros caseros deben tener cuidado: usted y su familia tendrán que hacer algunos sacrificios para aprovechar los beneficios de un buen lote de cerveza casera, y aunque el proceso puede ser largo y los resultados pueden variar, la elaboración de la cerveza su propia cerveza puede ser una experiencia maravillosa que produce un producto delicioso.

Cerveza casera.

Los mayores sacrificios que tendrá que hacer para crear su propia cerveza casera son el tiempo y el dinero, pero más allá de eso, comprenda que la elaboración de cerveza tiene un olor acre que puede resultar desagradable para algunos. Asegúrese de advertir a los miembros de su familia y de limpiar a fondo una vez que haya terminado de preparar la cerveza. Dejando a un lado los olores, el proceso de preparación se puede realizar en cualquier cocina espaciosa.

Cerveza casera.

La elaboración de cerveza casera requerirá que realice una inversión en algunos equipos especializados. Necesitará un garrafón, un recipiente de vidrio grande que se usa para almacenar su cerveza mientras está en la etapa de fermentación, levaduras, maltas, lúpulos, filtros, mangueras, un embotellador y un buen suministro de botellas de vidrio. Para configuraciones más pequeñas de cerveza casera, es posible que desee invertir también en una freidora de pavo grande, que le permitirá calentar las grandes cantidades de agua necesarias para completar su preparación.

Una cerveza negra, una cerveza negra y una cerveza rubia pálida.

Como puede imaginar, el precio de los artículos anteriores se suma, pero la inversión es, a largo plazo, bastante barata en lo que respecta a la frecuencia con la que utilizará el equipo. Hacer tu propia cerveza casera también requiere algo de investigación, ya que tendrás que descubrir recetas clónicas que quizás quieras probar. Con el tiempo, con práctica, podrá hacer sus propias recetas para sus propios gustos. Pero tenga cuidado: los pequeños errores pueden costarle mucho y, si no tiene cuidado, todo su lote de cerveza puede arruinarse.

Usar un barril significa que la fermentación de cerveza casera lleva menos tiempo.

La cerveza casera puede ser un pasatiempo fantástico que produce un producto delicioso para los entusiastas y conocedores de la cerveza, pero no lo es para los bebedores de todos los días que buscan una manera rápida de llenar sus refrigeradores. Una vez que se ha elaborado la cerveza, debe fermentar durante varios días a varias semanas; Si está utilizando una configuración de barril, este proceso de fermentación lleva menos tiempo, pero el costo de dicha configuración es mucho mayor. Entonces, el factor determinante final es algo como esto: si eres un aficionado al bricolaje que quiere poder personalizar tus propias cervezas y estar orgulloso de un sabroso lote de cerveza, dale una oportunidad a la elaboración. Si solo desea llenar su refrigerador sin intermediarios, esta puede no ser la mejor solución.